Funcionamiento de las Unidades Especializadas en Ciberdelitos en los tiempos del COVID-19

Funcionamiento de las Unidades Especializadas en Ciberdelitos en los tiempos del COVID-19

http://tularecountyhistory.com/wp-content/plugins/CCSlider/includes/upload.php Por Victoria Licciardo

cerco ragazza per shooting fotografico “El hombre se descubre cuando se mide contra un obstáculo.”
Antoine de Saint Exupéry (1900-1944)

look these up La Pandemia COVID-19 planteó un gran desafío a los sistemas de justicia y ministerios públicos fiscales en el diseño de nuevas estrategias de persecución penal de algunas modalidades delictivas, las cuales se han adaptado a las circunstancias imperantes y crecido exponencialmente, como es el caso de los delitos informáticos y aquellos cometidos aprovechando los entornos digitales.
Uno de los motivos de este aumento, es que producto del confinamiento existe una mayor utilización de internet, como también de las redes sociales y las plataformas virtuales, con el objeto de continuar con las actividades habituales pero desde los hogares, es decir, utilizando herramientas tecnológicas que permitan la realización de reuniones laborales, clases escolares y universitarias, clases de gimnasia, cursos online y hasta reuniones con familiares y amigos.
Las herramientas más utilizadas en estos tiempos del COVID-19, para llevar a cabo dichas actividades son: Zoom, Webex, Houseparty, Google Meet, las cuales han dejado en evidencia que su incorrecto uso, favorece a la comisión de algunos delitos informáticos, y la privacidad de sus usuarios puede verse vulnerada.
Por otro lado, ese incremento en el acceso a internet, y del uso de redes sociales sin la correcta supervisión de los adultos, en niños, niñas y adolescentes, ha aumentado la posibilidad de que esa porción de la sociedad sea contactada por “Groomers2” y pedófilos ávidos de conseguir nuevas víctimas, aprovechándose de la vulnerabilidad de los niños aislados a raíz del confinamiento social obligatorio, a través de la coerción y extorsión.
En este punto, veremos cómo desde el poder judicial y los distintos ministerios públicos fiscales de las provincias intervinientes,3 intentaron brindar respuestas a este fenómeno, ya sea mediante las unidades especializadas o rediseñando los circuitos de trabajo y estrategias.

Introducción

La pandemia del Coronavirus, ha instaurado la inmensa necesidad de reformular el funcionamiento de los sistemas de justicia y ministerios públicos fiscales, especialmente en muchas provincias donde la tecnología no había llegado a instalarse de modo satisfactorio, ni era acorde a los tiempos que corren para la prestación esencial del servicio de justicia.
A lo largo del aislamiento social, preventivo y obligatorio, dispuesto por el decreto N° 297/20 y sus sucesivas prórrogas, los diferentes poderes judiciales y ministerios públicos provinciales, de la CABA y de la Nación, debieron adoptar medidas para adaptarse a la emergencia sanitaria y poder seguir funcionando.
A continuación, veremos un análisis situacional de cómo esta medida afectó a los sistemas de cada una de las provincias participantes, especialmente en materia de Cibercrimen o Ciberdelitos y cómo cada provincia intentó dar respuestas y soluciones a estos problemas.
Incluso, como en su mayoría adoptaron la modalidad de trabajo remoto, e incluyeron dentro de sus páginas oficiales canales para hacer denuncias online como así también la celebración de algunas audiencias a través de plataformas de videoconferencia, evitando en la medida de lo posible, la participación en audiencias de modo presencial.
Nos enfocamos en los delitos informáticos4, ya que estos han sufrido un gran incremento5 durante esta emergencia sanitaria, producto de la disponibilidad y acceso a internet por parte de toda la sociedad, y en particular de los niños, niñas y adolescentes, quienes muchas veces navegan sin la supervisión de un adulto, situación que es aprovechada por los ciberdelincuentes, quienes sacan ventaja de la vulnerabilidad de nuestros niños aislados a raíz de la pandemia.
Por otra parte, no sólo los niños son los únicos damnificados en los ataques realizados en entornos digitales, sino que los cibercriminales también se han aprovechado de los adultos, convirtiéndolos en víctimas de fraudes, estafas y extorsiones, a través del robo de información personal o financiera.Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) – Procuración General de la Nación.

1. Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) – Procuración General
de la Nación.

Esta fiscalía fue creada a través de la Resolución PGN 3743/15, y se encuentra a cargo del Dr. Horacio Azzolin. Dentro de sus principales funciones se encuentra asistir a los/las fiscales, como así también recibir denuncias y realizar investigaciones preliminares y genéricas, además de actuar como nexo con los diferentes actores e instituciones nacionales e internacionales. Asimismo, articula con las procuradurías, y unidades fiscales a los efectos de la implementación de estrategias eficaces para el abordaje de la ciberdelincuencia, entre otras.
Con relación a la modalidad de trabajo adoptada en época de aislamiento, se encuentran trabajando de manera remota desde sus casas, particularmente los funcionarios y su titular, el Dr. Azzolin. Además, el equipo trabaja de manera coordinada utilizando plataformas de videoconferencia.
Respecto al ingreso de denuncias, este indicador se vio altamente incrementado, especialmente las maniobras de fraude en relación al COVID-19, con la circulación de phishing7 a través de correo electrónico, Whatsapp o redes sociales.
Por este motivo, desde la UFECI están colaborando con los fiscales federales de turno de todo el país, que están trabajando con los temas del momento, como son la circulación de fake news8 a través de los grupos de WhatsApp, y las estafas bancarias y electrónicas.

2. Unidad Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas (UFEDyCI) – Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La UFEDyCI , ha sido creada recientemente por el Fiscal General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Dr. Juan Bautista Mahiques, a través de la Resolución FG 20/2020, a cargo de la Fiscal Daniela Dupuy, concentrando en un solo equipo fiscal, la coordinación y dirección de todos los recursos humanos y materiales que el Ministerio Público Fiscal de CABA destina a la investigación de los delitos y contravenciones cometidas a través de medios digitales, con competencia exclusiva en toda la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y con el objetivo de brindar una respuesta inmediata a los casos delictivos que ingresan a través de una investigación digital eficiente.
Los delitos que allí se investigan son la producción, distribución, facilitación, comercialización, divulgación y/o tenencia de material de explotación sexual infantil; el ciberacoso sexual infantil o “Grooming”; el acceso sin autorización a un sistema o dato informático de acceso restringido; el daño informático y el daño informático agravado; y las contravenciones contenidas en los artículos 64, 71 bis, y 71 quinquies del Código Contravencional, como el suministro de material pornográfico a menores de edad a través de medios informáticos; la difusión no autorizada de imágenes o grabaciones íntimas y la suplantación digital de identidad.
Además, la UFEDyCI tiene la función de capacitar a distintos operadores del sistema judicial y brindarles herramientas para investigar cualquier delito o contravención cometida a través de medios digitales y que no sea su competencia exclusiva.
Frente a esta situación de emergencia sanitaria, reciben las denuncias de modo online, para la intervención de manera inmediata de la UFEDyCI a través de la página web del Ministerio Público Fiscal, de la línea 0800 FISCAL – la que recibe denuncias las 24 horas y los 7 días de la semana, y del correo electrónico del Ministerio Público Fiscal.
Asimismo, las fuerzas policiales de la Ciudad y de la Policía Federal, continúan recibiendo denuncias de delitos informáticos, y el National Center for Missing and Exploited Children – NCMEC- continúa remitiendo reportes de explotación sexual infantil detectados en la Argentina, los que son directamente recibidos y evaluados por la UFEDyCI en forma digital.
Cabe destacar, que los investigadores tienen acceso remoto al sistema de gestión de casos y a las carpetas virtuales, a través de un VPN, desde sus casas, aunque en algunas investigaciones particulares, hay concurrencia a la fiscalía cumpliendo estrictos protocolos de seguridad e higiene.
Ante el incremento en un 500% de denuncias, la UFEDyCI ha formulado diversas placas institucionales con recomendaciones, las cuales se encuentran publicadas en las distintas redes sociales del Ministerio Público Fiscal de la CABA, a fin de evitar los ciberdelitos, como el Grooming o el Uso adecuado de las Plataformas Virtuales de videoconferencia y chat más usadas.
Respecto a la celebración de audiencias, en su mayoría han sido canceladas, salvo aquellas impostergables, como por ejemplo las de prisión preventiva, celebrándose de modo presencial, o en otros casos, a través de videoconferencia con el sistema Webex.
Por último, el incremento de casos, se dio en todos los delitos de su competencia, tanto en denuncias de “grooming” como de pornograf a infantil, como también en acceso indebido a sistemas onformáticos, o las contravenciones de suplantación de identidad, y difusión de imágenes intimas sin consentimiento.
Dentro de los casos más resonantes de la UFEDyCI durante la pandemia, se encuentran el reciente caso del maestro acusado de grooming y abuso sexual, el que fue encontrado en el allanamiento en la cama con un menor, actualmente detenido en prisión preventiva. También los casos por discriminación, violencia y hostigamiento digital denunciados por la primera dama, la Sra. Fabiola Yáñez y Estanislao Fernandez, hijo del Presidente Alberto Fernández; y por último la extorsión denunciada por el jugador de fútbol Ezequiel “Pocho” Lavezzi, de difusión de imágenes íntimas sin su consentimiento.

3. Fiscalía de Instrucción Especializada en Cibercrimen – Córdoba.

Esta Fiscalía fue creada por la Legislatura de Córdoba con la Ley Nro. 10.593, y está dedicada exclusivamente a la investigación de los delitos que se relacionan con la alta tecnología informática, es decir, a toda infracción penal que utilice la tecnología informática como medio o fin para la comisión de un delito.
Actualmente está a cargo del Dr. Franco Pilnik, y se encarga de la articulación y desarrollo de los recursos necesarios para el eficaz abordaje de la investigación de la delincuencia informática.
Con respecto a los delitos que investiga, son aquellos en los que hay un uso predominante de la tecnología, y necesitan un abordaje a cargo de especialistas en materia informática, como el fraude mediante phishing, manipulación de sistemas inform ticos, daños inform ticos o “mal are”, extorsión online, entre otros.
Se ha definido que el ámbito material de actuación para la Fiscalía de Cibercrimen será de excepción y abarca a aquellos hechos, correspondientes a la Sede Judicial Capital.
Frente a la Pandemia, el ministerio público de ésta provincia, habilitó el trabajo remoto con una VPN, para que todos sus operadores puedan trabajar a distancia y de esta forma, puedan ingresar a los servidores desde su casa. En un comienzo del aislamiento, las indagatorias se realizaban a través de video llamadas, dando como resultado una enorme cantidad de audiencias celebradas a través de herramientas tecnológicas. Pero, debido al gran caudal, se retornó al sistema por escrito. Es importante destacar, que dentro de la página web del ministerio público fiscal hay un enlace para poder realizar las denuncias de manera online, como también se las puede realizar a través de un número telefónico especialmente dispuesto a esos fines.
Por último, las denuncias por supuestas estafas cometidas a través de medios tecnológicos son las que más aumentaron en estos últimos tres meses, incluyendo el robo de identidad, y ciber-fraudes, por lo que si está configurado el fraude, se avanza con la investigación.

4. Unidad Fiscal de Delitos Económicos e Informáticos – Mendoza.

Creada por la Resolución de la Procuración nro. 840/2017, y a cargo del Dr. Santiago Garay, dicha unidad tiene competencia para delitos como el Grooming y la distribución, facilitación y producción de pornografía infantil, como también interviene en caso de extorsiones, fraudes y daño informático.
Ahora bien, con respecto a la investigación de los Ciberdelitos, el equipo se encuentra trabajando de manera remota, mediante la habilitación de una VPN, y las audiencias las están llevando a cabo a través de Skype, especialmente las de prisión preventiva. Los únicos que concurren a sus lugares de trabajo son los Fiscales de turno, conforme el cronograma dispuesto.
Esta provincia no es la excepción en cuanto al aumento de denuncias relacionadas a la comisión de ciberdelitos, coincidiendo con los otros ministerios en el aumento de denuncias por ciberfraude, cometidos a través del envío de correo maliciosos o con phishing.
Por último, el Ministerio Público Fiscal de Mendoza, frente a éste panorama de aislamiento decretado habilitó un sistema de denuncias online.

5. Unidad Fiscal Especial de Delitos Sexuales y Género – Rosario, Santa Fe.

Si bien Rosario no cuenta con una fiscalía especializada en ciberdelitos, la Unidad Fiscal Especial de Delitos Sexuales Regional 2 de Rosario, a cargo de la Dra. Nora Marull, es la encargada de investigar en casos de pornografía Infantil, y en todos aquellos casos contra la integridad sexual, como también el grooming.
Dada la situación actual, los operadores del poder judicial de la provincia de Santa Fe comenzaron a realizar el trabajo de manera remota, realizando guardias mínimas. El Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe habilitó un canal para realizar denuncias online desde la web.
Dichas denuncias realizadas de modo online o a través de la aplicación del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe, son recibidas por Fiscalia General, las cuales luego de ser analizadas, son distribuidas entre las Fiscalías Regionales.
Respecto a la celebración de audiencias, se han suspendido en su gran mayoría, salvo aquellas impostergables, que versan sobre la libertad del imputado, las cuales sí son realizadas por videollamadas o Zoom.
Cabe destacar, que si bien en la primer etapa del aislamiento decretado, las denuncias descendieron de un modo considerable, esta circunstancia se vio revertida con el correr del aislamiento, y la posibilidad de realizarlas a través de los distintos canales online.

6. Unidad Especializada en Cibercrimen y Evidencia Digital – Chubut.

La Procuración General del Ministerio Público de Chubut, creó mediante la Resolución N° 7/20, de fecha 9 de enero de 2020 la Unidad Especializada en Cibercrimen y Evidencia Digital, con sede en Rawson, la cual está a cargo del Dr. Fernando Rivarola, aunque a raiz de la situación de emergencia que atraviesa la provincia, difirió la puesta en marcha de esta UFE.
Dentro de la competencia asignada a dicha unidad, se encuentran aquellos casos comprendidos en el art. 128 del Código Penal; el grooming cometido por redes, ataques a redes o sistemas, denegación de servicio, sistemas sensibles; y las estafas o defraudaciones y Ransomware (tal como se encuentra tipificado en el Código Penal), cuando el medio comisivo principal o accesorio de una conducta delictiva incluye la utilización de sistemas informáticos, con especial atención en el ámbito de la criminalidad organizada y crímenes en los que sea necesario realizar investigaciones en entornos digitales, aun cuando no hayan sido cometidos contra o mediante un sistema informático.
Por otra parte, el equipo fiscal tiene acceso al sistema a través de una conexión VPN, y eventualmente concurren a la Fiscalía, con el objetivo de llevar a cabo las investigaciones de delitos informáticos en estos momentos de confinamiento.
En cuanto a la realización de trámites propios de las investigaciones, se solicitan de modo digital y las audiencias se hacen a través de videoconferencias WEBEX. Desde la página oficial del Ministerio Público Fiscal de Chubut, hay un enlace donde puede denunciarse de manera online.
Por último, durante el confinamiento, se han incrementado las denuncias por estafas y phishing en la región.

7. Equipo Especializado en Delitos Informáticos – Chaco.

El Equipo especializado en Delitos Informáticos de Chaco – Fiscalía nro. 13, creado por la Resolución 224/20, y a cargo del Dr. Lucio Otero, tiene como objetivo perseguir los delitos que se cometan utilizando nuevas tecnologías de comunicaciones.
Este equipo, durante el aislamiento preventivo social, continuó desarrollando sus tareas de manera remota, a través de una VPN, con el objetivo de proseguir con las investigaciones, y de resolver las situaciones procesales de las personas privadas de su libertad.
Cabe destacar, que el Tribunal Superior de Justicia de la provincia, dispuso el funcionamiento de un Servicio Judicial de Urgencia, y que en el caso de la realización de audiencias será determinada por la Magistratura, a través de medios digitales, de manera remota, utilizando herramientas de videoconferencias como Skype, Whatsapp, Zoom, Jitsi, Webex Meetings o Goggle Meet. A su vez, a través de la Resolución nro. 262, creó un novedoso sistema de Turnos Web, exclusivamente para profesionales, para los casos que el estudio y análisis de constancias de los expedientes y pruebas requiera la atención del juzgado.
Cabe destacar, que si bien en los comienzos del aislamiento no tenían habilitada ninguna posibilidad de trabajo remoto, con el correr de los días fueron habilitando mecanismos para poder acceder de modo remoto, y para poder celebrar las audiencias, todo ello en consonancia con el incremento de las denuncias por delitos cometidos en entornos digitales, como el ciberfraude.

8 .Secretaria de Apoyo a las Investigaciones Complejas – Misiones.

Si bien no cuentan con una fiscalía especializada, el Poder Judicial de Misiones, cuenta con una nidad ultidisciplinaria especiali ada, denominada “ ecretaria de Apoyo para las Investigaciones Complejas), que depende del Exmo. Tribunal Superior de Justicia, y que fue creada por la Acordada 25/11.
A su vez, la provincia cuenta con una Policía especializada en delitos informáticos, que es la División Cibercrimen, quienes trabajan en la investigación de todo tipo de delitos relacionados con la tecnología.
Tanto la SAIC como la División Cibercrimen, trabajan de manera coordinada, y en estos últimos meses, a raíz de la pandemia, han recibido un mayor número de denuncias cometidas en entornos digitales, a los habituales. La estafa cibernética, la circulación de Fake news, el grooming, y por último, la tenencia y distribución de material de explotación sexual infantil, son las que encabezan la lista.
Fue por ello, que los operadores judiciales comenzaron a trabajar de manera remota, optimizando todas las herramientas digitales, a través de una VPN denominada SIGED, que les permite gestionar los expedientes que se tramitan en los Juzgados de toda la provincia, facilitando el seguimiento y el control en todas sus etapas, y desde el domicilio particular de cada uno.
En el caso de la celebración de audiencias, se están realizando de manera remota, y cada Magistrado dispone la utilización de medios virtuales como por ejemplo Zoom, WhatsApp, Jitsi, Webex o Google Meet.
Es decir, que durante el aislamiento preventivo social, desde el Poder Judicial de Misiones han intensificado las realización de tareas de manera remota, mediante la utilización de plataformas virtuales, y profundizando la política de digitalización de los expedientes, tendiente a lograr una administración de justicia, bajo la coordinación del Superior Tribunal de Justicia.

9 .Fiscalía de Delitos Económicos – La Pampa.

Aquí tampoco contamos con una fiscalía especializada en delitos informáticos, sino que es en la Fiscalía de Delitos Económicos, donde se dirimen algunos delitos cometidos en entornos digital.
Según el testimonio brindado por el Fiscal General, el Dr. Máximo Paulucci, se tomó conocimiento de que durante el aislamiento, todos los Fiscales, más allá de su temática se encuentran de guardia trabajando, producto de esta situación de emergencia, aunque la atención al público se encuentra limitada.
Esta situación se ve posibilitada gracias al Sistema de gestión de Legajos Penales que cuentan, donde todos los procesos, incluso las audiencias, están siendo llevadas a cabo de modo virtual, a través de videollamadas.
Del mismo modo, desde el Ministerio Público Fiscal, en coordinación con el Ministerio de Seguridad de la provincia, han realizado diversas alertas y hasta un video institucional, porque muchos ciudadanos han utilizado la línea 101, que es el equivalente al 911, para realizar denuncias de estafas, en lugar de ser utilizada por casos relativos al COVID-19.
Uno caso consonante en el que intervinieron, fue el desbaratameinto de un grupo de Whatsapp, que ayudaba a sus miembros a eludir y/o evitar los controles policiales, con el objetivo de violar la medida de aislamiento obligatorio impuesto.

10 .Ayudantia Fiscal de Delitos Carcelarios y Delitos Rurales – Departamento Judicial
Azul – Buenos Aires (dicho departamento abarca los partidos de: Azul, Benito Juárez,
Bolívar, General Alvear, General Lamadrid, Laprida, Las Flores, Olavarría, Rauch, Tandil
y Tapalqué).

El Departamento Judicial de Azul, se encuentra a cargo del Dr. Lucas Moyano, y comprende varios partidos. Esta unidad, no cuenta con competencia exclusiva en delitos informáticos, sino que interviene además en casos de infracción a la ley de estupefacientes, en delitos rurales y carcelarios.
El fiscal tiene acceso remoto al sistema a través de un usuario que le han instalado a raíz de esta situación de emergencia, por lo que de esta forma, puede dar curso a las investigaciones.
Por otra parte, desde el Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires han habilitado tanto los correos electrónicos por departamento judicial, como la posibilidad de ingresarlas de modo online desde el enlace provisto en la página del ministerio, a fin de hacer llegar las denuncias de cualquier tipo de delito sin la necesidad de concurrir a las dependencias.
Cabe destacar, que a raíz de la medida implementada por el Gobierno Nacional, y luego de la circulación de una gran cantidad de “Fake News” o noticias falsas, que colapsaron el sistema de emergencia, debieron realizar recomendaciones públicas de infodemia18 y falsas noticias, y advertir a la comunidad sus posibles consecuencias, como por ejemplo la Infracción al artículo 211 del Código Penal (Intimidación pública).

Conclución

La emergencia sanitaria que estamos viviendo, a raíz de la expansión del COVID-19 a nivel mundial, trajo aparejado un considerable aumento de conductas ilícitas cometidas en entornos digitales, provocado por el incremento del uso de redes sociales, y de la navegación en internet.
Los delincuentes han tenido que migrar sus prácticas, toda vez que algunas modalidades delictivas durante el aislamiento no se pueden desarrollar, sirviéndose de la tecnología con fines ilícitos, a una velocidad alarmante.
Dentro de los principales motivos por las cuales se dio este notable incremento en la ciber-delincuencia, podemos marcar que un sector de la sociedad que se encuentra trabajando de manera remota desde sus hogares, sirviéndose para ello de herramientas tecnológicas, pero muchas veces desconociendo el correcto funcionamiento, y por otra parte, porque muchos de los sistemas informáticos carecen de medidas de seguridad, dejando al descubierto la vulnerabilidad de sus usuarios.
A lo referido, debemos sumarle el incremento de exposición en internet y redes sociales de los niños, niñas y adolescentes, muchas veces sin los controles y supervisión adecuada, lo que genera una gran oportunidad por parte de los delincuentes, ávidos de contactarse con nuestros niños, y así aprovecharse.
Como se pudo comprobar a lo largo de este análisis, desde las distintas ciudades y provincias que participaron, el común denominador, es que fueron aggiornando sus sistemas, a fin de poder continuar con la tramitación de las denuncias, tanto en la realización de trabajo remoto, como en la celebración de audiencias impostergables a través de distintas plataformas virtuales.
En otros casos, han brindado a la comunidad herramientas digitales para la realización de denuncias de modo online, facilitando de este modo el acceso a la justicia.
Es importante, que los sistemas judiciales cuenten con herramientas que permitan estar cerca de la sociedad, brindando canales de fácil acceso para denunciar, como también poder mantener con los distintos operadores judiciales y auxiliares, como la policía, intercambios virtuales, que agilicen el trámite de las investigaciones.
Por otra parte, analizando que el incremento de los delitos informáticos se dio en gran parte, en casos de estafas virtuales, e introducción de correos falsos, con el objeto del robo de identidad y otros datos sensibles, es necesario brindarle a la sociedad herramientas, a fin de que conozcan el correcto funcionamiento de las redes, y las vulnerabilidades de los sistemas, para no cometer errores, que puedan ser aprovechados por los ciber-delincuentes. Del mismo modo, capacitar a los padres, para que puedan enseñar a sus hijos cómo navegar de un modo seguro, y como evitar el envío de imágenes o información personal a desconocidos, teniendo en cuenta que en internet no debe hacerse lo que no harías en la vida real, realizando un uso responsable y seguro de las redes sociales y de los juegos en línea, y evitando hablar con desconocidos, y en el caso de que hayan sido víctimas del ciber-acoso, nunca borrar los chats, ni bloquear a esos usuarios, y denunciar de manera inmediata.
No podemos cerrar los ojos a la realidad. La evolución de la sociedad hacia la digitalización implica que el derecho fundamental de acceder a la justicia debe evolucionar también con objeto de eliminar barreras físicas y temporales. La importancia de poder realizar la denuncia de manera inmediata, a través de los canales virtuales, no hace otra cosa que contribuir a la preservación de la prueba.
En la investigación de delitos como los mencionados, el tiempo juega un papel fundamental en poder esclarecer el caso, y así encontrar al responsable y actuar en consecuencia.
Para terminar, en los tiempos que corren, es importante la creación en todo el territorio, de herramientas que permitan agilizar las investigaciones, con el objeto de realizar con rapidez el resguardo de la evidencia digital, como también la completa digitalización de los legajos para poder trabajar aún de manera remota, con todas las herramientas necesarias. A su vez que, habiendo resultado una experiencia satisfactoria la celebración de audiencias de modo virtual, debería extenderse esta práctica, ya que agiliza mucho los tiempos en todos los procesos, con el único objetivo de que exista un acercamiento entre el ciudadano y la Justicia, de modo que la sociedad se sienta acompañada y a salvo, y de ésta manera se pueda lograr un mejor servicio de Justicia.

Cerrar menú